“Cuando conocí a Cristina y su blog, estaba inmersa en un estado de nervios, miedos e inseguridades.

Me sentía incomprendida y perdida para saber cómo superar mi miedo a conducir fuera de mi ciudad.

Gracias a las clases prácticas, sus escritos y ejercicios, hoy en día, puedo hacerlo.

Cristina me enseñó gracias a su experiencia a afrontar los problemas diarios y cómo reaccionar en cada caso. Aprendí que el miedo iba a estar ahí en más de una ocasión pero también que podía ser un copiloto que no me iba a impedir ser una más en la carretera.

Mi historia:

Conseguí sacarme el carnet muchos años después de tener un accidente. Creí que al conseguirlo, la guerra al miedo estaba ganada, pero, resultó ser que la verdadera lucha acababa de empezar.

Las primeras veces que cogí el coche era acompañada y entraba en un estado de pánico que no me dejaba pensar y ya todo estaba mal y solo quería llorar.

Llegó un momento que solo pensar que debía ir al parking, mi cuerpo y mi mente estaban en alerta.

Comencé a ir sola y sentirme más segura pero aún y así sentía que necesitaba ayuda de un especialista en amaxofobia antes de quedarme en mi zona de confort.

No me atrevía a ir por autopista, hacer pendientes, adelantar, posibles aparcamientos… veía posibles accidentes en mi cabeza y me bloqueaba totalmente pensar que no sabría responder.

Nadie me entendía, nadie sabía ayudarme.

Conocí a Cristina como especialista en el tema.

Desde el primer día sentí que esto podía mejorar, me sentí comprendida y supe que no estaba sola.

Dejando la parte práctica a un lado, me hizo trabajar en el problema desde dentro.

Debía saber dónde estaba el problema y en qué grado. Leí y descargué los ejercicios. Estos ejercicios me ayudaron por mi misma ver qué me pasaba y Cristina me ayudó a ponerlo en práctica. Se enfocó en el problema y se puso manos a la obra conmigo.

Yo no era una torpe ni una fracasada por no poder ser una más. Me enseñó técnicas y el camino para poder confiar en mi misma. Me escuchó, intentó comprender y dar solución a cada uno de mis “pero y si pasa…”.

Hoy en día, unos meses después, el miedo aparece de vez en cuando, pero Cristina me enseñó a vivir con ese sentimiento y sobretodo a saber qué hacer para que el miedo no cubra mis deseos y necesidades.

He dejado de ver el coche como un problema que me amargaba la vida a verlo como una agradable herramienta que me ayuda a tener una vida más cómoda.

Esta es una guerra y sé que tiene muchas batallas. Unos días no son tan buenos pero otros me siento realmente una ganadora y una afortunada al saber que conocí a la persona adecuada para afrontar mis miedos.”

Noelia Pastora, Barcelona – España

Noelia Pastora

Barcelona, España.

“Hola q tal espero q todos muy bien. Les cuento hace 10 años que no conduzco, tomé clase de reciclaje y siempre pasaba algo hasta q encontré x este medio a Cristina Rojas.

Muchas gracias xq estar ahí y darme consejos y la guia de conduciendo, así q haces unos 6 meses aproximadamente comencé a leer, a ver vídeos y bueno hay q encontrar algo q haga callar esos pensamientos – q llegan así q empecé a practicar Hooponopono.

Asi q ahí voy ahora voy poco a poco bueno voy a mi trabajo q llegó x autovía cosa q no tengo tanta ansiedad lo q me pone ese miedo es dentro de ciudad, como quisiera decir ya eso es pasado pero bueno poco a poco ahi voy, antes me ponía nerviosa tenía esa sensación de q iba a cerrar los ojos y a pagar el coche y dejarlo ahi vaya cuántas veces se me pasó pero no ahi seguía repitiéndo yo puedo.

GRACIAS SI DIOS ME PERMITE TENER UN COCHE ES XQ PUEDO HACERLO. GRACIAS GRACIAS GRACIAS , pongo música bajita q me gusta. Gracias CRISTINA X CADA CONSEJO Q DIOS TE BENDIGA.”

Laidy Arévalo, Santander – España

Lady Arévalo

Santander, España.

“Hola soy Giuliana Flores tengo 29 años y hace un año me compre un carro sin saber manejar , me motivó la idea que vencer los limites y adquirir mas confianza y seguridad en mi misma pero ……. no sabia el grado de responsabilidad que implicaba tener un carro.

Sufri mucho por el miedo que me daba estar enfrente al volante , tuve gente que me intento enseñar pero era inutil  el miedo seguia , me paralizaba , tome un curso de manejo donde me emseñaron a conducir un carro estandar y cuando  termino el curso el miedo seguia y seguia.

Mi papa tambien me intento enseñar pero yo me seguia sintiendo insegura hasta que empece a leer sobre la amaxofobia el miedo a conducir lei todo sobre ello , comprendi de donde venia mi miedo , me propuse vencerlo por que para mi era un reto asi que me prepare y me documente lo mas que pude.

Su metodo fue de gran ayuda para mi , ahora  conduzco de forma libre, sin miedo , sientiendome segura pero nunca confiada.”

Giulana Flores

México

Pin It on Pinterest